¿QUE ES LA ECO-JUSTICIA?

La Eco-Justicia es la búsqueda del bienestar de la naturaleza a la par de la del ser humano. La eco-justicia reconoce que en la realidad los seres humanos existimos en/con la naturaleza; no existe real separación por más que querramos separarnos de ella con nuestra indiferencia o nuestra falta de cuidado.

¿Y LA "ECO-TEOLOGIA"?

Como personas de fe, entendemos que si no existimos fuera de la naturaleza, Dios tampoco se revela sólo en la historia humana sino a través de su creación, donde existimos. Cuando buscamos a Dios desde esta visión, encontramos que la Escritura está llena de historias de este tipo y que la creación misma es fruto de la palabra de Dios (Genesis 1:3, 6, 8,9, 11).

08 abril 2014

"MUCHAS MANOS, MUCHOS PIES, MUCHOS FRENTES" con Vandana Shiva

Durante la charla sobre "FE Y COMIDA" que tuvimos con Vandana Shiva el sábado pasado en la Universidad de Beloit (Wisconsin), decidí compartir un sueño que tuve con ella y desde allí desarrollar nuestra conversación con ella. Este día era el último luego de escuchar varias de sus ponencias. 

Recapitulo:

Hace dos semanas, soñaba que estaba primero en un lugar lleno de gente de muchos lugares diferentes... parecía un centro comercial, porque había mucha juventud reunida, pero no lo era, era un lugar de encuentro... Algo nos convocaba. En el lugar habían pilas de zapatos, cajas con diferentes tipos de zapatos. Yo andaba preocupada, ansiosa por encontrar "qué zapatos ponerme"... no me sentía "adecuada"... 

En esta primera imagen estoy buscando zapatos y siento no encontrarlos... pero en la próxima imagen, estoy en una marcha, con mucha gente, imagino que toda esa gente que antes estaba en aquel otro lugar... Al mirar, me encuentro al frente de la marcha y cuando veo hacia adelante veo que quien lidera la marcha era Vandana Shiva... un hombre joven iba a su izquierda...
 
En ese momento sentí que esos eran los "pasos" (si no zapatos) que debía seguir o que estaba siguiendo... No supe si o qué zapatos tenía puestos, pero sí la dirección que seguía mi marcha...

En la última imagen, Vandana Shiva está en el suelo, el hombre a su izquierda la atiende. Ella está con las piernas abiertas, pariendo... dando a luz algo nuevo. Ella moría o daba su vida para esto. Yo lo veía en camino a nacer, está naciendo. Y allí despierto. 

Reflexión: 

Comencé mi participación con el sueño y le decía que este sueño era muy descriptivo de mi lucha interior. Inspirada en su enseñanza, de una situación global tan complicada de injusticia social y ecológica que aveces no nos deja saber dónde comenzar ó dónde estar. ¿Qué zapatos ponernos?: ¿botas para sembrar? ¿zapatos para bailar? ¿para enseñar? ¿para marchar? ¿para luchar? ¿para correr? ¿caminar?... Entonces le pregunto: ¿Cómo escoges tus prioridades? y ¿dónde encuentras inspiración y ánimo desde tu propia espiritualidad Hindú, ante este asunto tan inmenso? 

Vandana Shiva muy sábiamente dijo que hay que estar en todos los frentes que mencionaba. Aveces hay que caminar, aveces hay que bailar, aveces hay que pararse, sentarse, protestar. Hay que hacer todo lo anterior. Como las diosas hindúes, dijo: ellas siempre aparecen bailando y con muchas manos a la vez. La imagen de los zapatos para ella no tenía sentido, pero el de las muchas manos, sí. Tenemos que tener muchas manos, dijo. Y está bien que las tengamos.

Asi que, pude sentir la diferencia en mi interior, de darme el permiso de tener muchas manos. De no sentirme mal porque no pueda estar siempre en la granja sembrando, o en America Latina enseñando, o tan lejos de mi familia aquí cuando voy allá, o porque en la iglesia el trabajo sea tan lento para transformar la comunidad, cuando hay temas tan álgidos que requieren atención para evitar el sufrimiento de la misma gente que viene cada domingo, etc, etc, etc.... Hay que tener muchas manos y reconocer que todos esos frentes son muy importantes para trabajar por ese nuevo mundo que queremos, esa nueva tierra, ese nuevo Reino, que mirando ahora, ese hombre a su lado, seguramente, Jesucristo mismo, le está ayudando a parir.

Por: Neddy Astudillo, Beloit, Abril 2014


06 julio 2012

DEDICATORIA A LA MADRE TIERRA



Somos seres humanos hechos de cuatro elementos:
fuego, agua, tierra y aire…
Nuestra alma representa el elemento fuego,
Nuestra sangre, el elemento agua;
Nuestros huesos, el elemento tierra
Nuestro aliento, el elemento aire.

El planeta tierra tiene los mismos elementos que nosotros tenemos,
El fuego, viene del centro de la tierra,
El agua, representada por los mares y los ríos,
La tierra con sus bosques, y el aire que nos abraza…
Estamos todos interconectados!....

Considerando esta igualdad pedimos “Luz”
Para que los representantes de los países alrededor de la tierra entiendan,
que necesitamos una nueva cosmovisión;
Donde los seres humanos sean valorados como merecen,
Y también todas las formas de vida.

¿Acaso, los líderes del mundo no entienden que la suerte de la humanidad tiene que ser decidida, ahora?
La tierra podrá seguir existiendo, pero nosotros, no.
Cada líder del mundo, recuerde: La Tierra es nuestra Hogar.

Fuente: Dedicatoria a la Madre tierra, durante la Vigilia de las religiones del mundo, en la Cumpre de los Pueblos, Rio+20.

ORACION: COMIENDO CON JUSTICIA


Invoquemos a nuestro Dios, nuestro poder mayor, nuestra mejor naturaleza:

Dios Creador, estamos inmensamente agradecidos por tu bondad al renovar nuestras vidas a través de los frutos de la tierra. Hoy te damos gracias por los alimentos que han sido preparados para todas y todos nosotros y por saber de dónde vienen también, realmente.

Sabemos que vienen de granjas y campos con los cuales hemos sido beneficiados; y reconocemos que lo más seguro, es que estas tierras alguna vez también fueron expropiadas de otros pueblos.

Sabemos que nuestro almuerzo, nos llega de manos de hombres, niños y mujeres que seguramente no recibieron sueldos justos por su sacrificio y su trabajo. Te pedimos, Señor, que a ellos también les llegue muy pronto tu justicia. Ayúdanos a comer justamente, para que tu bondad llegue a todas y todos al mismo tiempo.

Esta sustancia que con toda tranquilidad hoy consumimos, es la abundancia que debe ser compartida con todas y todos, especialmente aquellos que sufren de hambre y sed. Dios sabe que los que aquí estamos, no tenemos esas mismas necesidades, pero sí tenemos hambre del amor comunitario, por eso, ¡comamos juntos! Pidiendo que este encuentro sea sano para nosotros y para el mundo. 

Damos gracias por todos los que cuidaron, sembraron, cosecharon, empacaron, transportaron y prepararon nuestros alimentos, que hoy se convierten en un banquete en nuestros platos.

Oramos por la tierra y por los que tienen hambre. Que todas y todos puedan compartir esta abundancia. 

Oremos para que siempre tengamos hambre y sed de justicia.

¡Amén!

Fuente: (traducido y adaptado) Faith at the End of the Fork, Conference, Rockford, Illinois. USA. 2012.